Tomando la fuerza de nuestras ancestras para el 2015

Cuando llega final de año solemos hacernos muchos propósitos de futuro que a veces logramos y otras no… Este año te propongo conectar con tus ancestras y pedirles que te den su sostén, apoyo y acompañamiento para este nuevo año, así te sentirás más respaldada para lograr tus propósitos.  Te invito a hacerlo a través de una sencilla meditación que puedes poner en práctica desde ahora mismo y puedes repetirla tantas veces como quieras desde hoy y a lo largo del próximo año.

Tómate un tiempo y un lugar para ti de unos 15 minutos sin que nadie te moleste. Prepara el espacio: con encender una vela o un incienso ya bastaría y si quieres algo más puedes poner alguna imagen u objeto que te conecte con tus ancestras, limpiar el lugar antes con salvia… o cualquiera otra
inspiración que te apetezca para condicionar el espacio para la ocasión.
Ponte cómoda ya sea en postura meditación o sentada en una silla o butaca. Lleva tu atención a la respiración. Puedes ir contando las respiraciones hasta llegar a 10 poniendo especial  atención al momento en que te vacías del aire que entra.  Ese momento de vacío entre una respiración y otra. Simplemente respira dejando pasar los pensamientos, ya los atenderás más tarde, este momento es para ti.
Empieza a visualizar detrás de ti a tu madre, tus  abuelas, tus bisabuelas, tatarabuelas y así vas poniendo a las mujeres de tu familia aunque nos las conozcas, no importa, vas imaginando mujeres detrás tuyo
hasta la primera mujer. Más allá de la relación que tengas con tu madre, permítete convocarla simplemente porque te dio la vida.
Tómate unos minutos para sentir como estás, que te llega… Son tus ancestras, tu linaje femenino.  El testigo de la vida ha ido pasando de unas a otras hasta llegar a ti, a través de infinitos cordones umbilicales, cada una dentro del vientre de la otra…
Empieza por darles las gracias por estar ahí, contigo, y diles que las has convocado para tomar de ellas su fuerza, su pasión, su feminidad, su coraje, su ilusión, su tesón… puedes poner tú tus propias palabras (valores) que deseas tomar para que te acompañen en el próximo año, en la consecución de tus propósitos. Y pídeles su apoyo y bendición para ello.
Cuando esté bien para ti les das las gracias y te despides de ellas. Tómate el tiempo que necesites para ir volviendo al lugar,  a tu centro, a tu cuerpo. Poco a poco empiezas a mover tus pies, manos, tu cuerpo y finalmente abres los ojos.
La fuerza de nuestro linaje femenino está ahí disponible para nosotras para cuando la queramos tomar.

Con cariño

MONICA-MANSO-LOGONAME

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *