,

Niños Altamente Sensibles: sus cualidades, mis vivencias y las claves para cultivar su don

Niños Altamente Sensibles

Si estás leyendo esta página es porque quizás tienes la intuición de que tu hijo es un Niño Altamente Sensible o lo que también se denomina personas PAS.

No eres la única. Yo también visité muchas páginas en internet para buscar información, primero para mí misma, para saber si yo era una Persona Altamente Sensible (PAS), hasta que descubrí que no sólo yo me identificaba con alguna de sus cualidades sino que también las veía en mi hijo.

Cuántas veces pensé en mi fuero interno ¡pero qué quejica es! Cualquier roce, pequeña caída o golpe, supone un gran dolor para él. A menudo se queja de que la ropa le molesta y le hace rozaduras. Los ruidos fuertes le molestan muchísimo, así como algunos olores. No soporta los lugares donde hay muchos estímulos y le encanta estar en casa (¡con lo que me gusta a mi salir!). Su tolerancia a la frustración es realmente muy baja (de verdad, baja, baja), se siente ofendido con facilidad, siempre le ha costado mucho conciliar el sueño, como si no pudiera dejar de estar ‘alerta’, es muy observador y muy prudente también, hace preguntas profundas… y más cosas que no cuento por guardar su intimidad.

Todas las personas que le han conocido a primera vista siempre nos han dicho lo mismo ‘qué sensible es este niño’ y yo lo escuchaba y pensaba pero ¿cómo lo ven? O ¿a qué se refieren exactamente?

Ha habido momentos en que he tenido todas estas situaciones tan en primer plano que tengo que admitir que no las he visto con claridad y menos como una cualidad, sino más bien como algo que me molestaba porque me obligaba a estar muy presente y muy atenta, demasiado para las prisas en las que nos movemos hoy en día. O demasiado para una mujer tan activa y fuerte como yo…

Si te has identificado con alguna de estas situaciones o sensaciones, bienvenida al club. No te alarmes ni te preocupes porque nuestros hijos tienen el DON de la alta sensibilidad. Y estoy convencida de que este don va a ser muy preciado en el mundo futuro que van a heredar, con tanta tecnificación y robotización, la sensibilidad corporal y emocional y la empatía van a estar muy valoradas y necesitadas.

Para mí fue un alivio conocer el mundo de las personas PAS y los niños altamente sensibles, fue como un ¡aha, ahora lo entiendo todo! Y a partir de ahí me relajé y desde entonces he podido vivir esta cualidad de mi hijo como algo muy valioso e irle señalándole de vez en cuando que tiene ‘una gran conexión con su cuerpo y sus emociones’.

¿Cómo saber si tu hijo es altamente sensible?

Lo primero que quiero resaltar es que absolutamente todos los niños son únicos y especiales y nuestra tarea como padres es hacérselo saber.

A partir de aquí, hay una serie de cualidades que se les atribuyen a los niños PAS que han recogido muchos autores en sus libros y de los cuales yo me quedo con la autora del libro ‘The Highly Sensitive Child’, Elaine Aron, quien ha creado un test para saber si tu hijo encaja con alguna de las cualidades.

Aquí las tienes:

Se sobresalta fácilmente.
Se queja de que la ropa le molesta, o las etiquetas irritan su piel.
No le suelen gustar las grandes sorpresas.
Aprende mejor de una corrección suave que un castigo fuerte.
Parece leer la mente.
Usa palabras o un lenguaje más maduro para su edad.
Percibe los olores más sutiles.
Tiene un sentido del humor particular.
Parece muy intuitivo.
Se le hace difícil dormir después de un día emocionante.
No se encuentra a gusto con los grandes cambios.
Se quiere cambiar la ropa si está mojada o tiene arena.
Hace muchas preguntas.
Es perfeccionista.
Percibe la angustia de los demás.
Prefiere el juego silencioso.
Hace preguntas profundas y estimulantes.
Es muy sensible al dolor.
Le molestan los lugares ruidosos.
Nota sutilezas (algo que ha sido movido, un cambio en la apariencia de una persona, etc.)
Antes de dar un salto se asegura de que no haya peligro.
Funciona mejor cuando no está en presencia de extraños.
Siente las cosas profundamente.

Si has identificado 13 o más, Elaine Aron dice que tu hijo puede ser un niño altamente sensible. Puedes mirar toda la información al respecto del test aquí (en inglés).  También te invito a realizar el test que ha desarrolado la Asociación PAS España aquí: www.pasespaña.com/test-personas-altamente-sensibles   para niños: www.pasespaña.com/test-ninos-altamente-sensibles

¿Cómo acompañarles a cultivar su don?

En mi caso ha sido todo un proceso. Primero lo hablé con mi pareja para ver si él también tenía la misma sensación que yo y cuando le presenté la información coincidió conmigo. Después vino un proceso de reconocimiento, aceptación y validación de sus cualidades para poder acompañarle mejor en su educación y crecimiento.

Para mí, hay 3 claves fundamentales para acompañarles:

  • Validar sus emociones y sentimientos.
    Es algo que siempre hemos hecho con nuestro hijo. Animarle a expresar sus emociones: tanto la rabia, como la tristeza, el miedo y la alegría.
    Nombrárselas y darle el espacio y el tiempo para reconocerlas en sí mismo y poderlas aceptar y transitar. Porque así también puede reconocerlas y aceptarlas mejor en los demás. Además cuando validamos sus emociones también estamos potenciando su autoestima.
  • No mencionarle que es ‘diferente’ o especial’.
    Sino simplemente ponerle un nombre a las cosas que le suceden. Por ejemplo que tiene ‘una gran conexión con su cuerpo o con sus emociones’, o ‘que bien que captas las emociones de los demás’. Es importante naturalizar sus cualidades.
    Acompañarle en sus dolores físicos de manera natural por pequeños que parezcan sin darle más importancia pues los niños altamente sensibles tienen un umbral del dolor mucho más bajo que los demás.
    Acompañarle en su relación con los demás niños y personas de su entorno validando sus sentimientos y apoyándole también.
  • Respetar su ritmo interno y su personalidad.
    Si necesitan quedarse más en casa, más que otros niños, pues permitírselo (siempre que no sea en exceso) aunque a ti te guste mucho salir a la calle, como a mi…
    No caigas en el error de que se tiene que ‘espabilar’ o ser más fuerte y querer que haga deportes de competición o campamentos porque va a ser peor. Nuestra misión como padres no es cambiarlos sino guiarlos a que se conozcan mejor y a que descubran sus propias cualidades. Normalmente tienen que ver con el arte y la música pero no siempre. Estáte atenta a cuáles son para reforzárselas.

Con estas 3 claves nos aseguramos de que el niño se sienta visto, escuchado y valorado para que él se pueda ver, escuchar, valorar y cultivar en sí mismo esas cualidades o don.

Al final, con los Niños Altamente Sensibles, nos va a ayudar mucho seguir las bases de la crianza respetuosa: amarle, respetarle desde el corazón y acompañarle a desplegar todo su potencial en el mundo.

8 comentarios
  1. Laura
    Laura Dice:

    Increíble este artículo, q extraño ver a mis hijas descritas con todo detalle. Si a nosotros nos alivia y libera poder poner un nombre y comprender lo q les pasa, cuanto les puede ayudar a ellos que hagamos lo mismo. Gracias por tus posts siempre tan útiles.

    Responder
  2. Noelia
    Noelia Dice:

    Soy una PAS y muchas veces no lo paso nada bien Me dicen q proyecto en otros mis emociones. No se si eso es malo o bueno.

    Responder
    • Mónica Manso
      Mónica Manso Dice:

      Hola Noelia, Ser un PAS es tener la capacidad de reconocer las emociones de los demás, aún antes de que los demás las reconozcan de si mismos… Si les comunicas lo que sientes y ellos no lo viven así entonces te dicen que proyectas. Has de tener en cuenta esto, el hecho de que tú las observes o las sientas, no quiere decir que ellos las reconozcan. Por lo tanto debes cuidar mucho cómo, cuando y si comunicas tus sensaciones a los demás, esa es la clave.

      Responder
  3. Viviana
    Viviana Dice:

    Creo que mi hija es PAS. Estoy leyendo articulos desde hace un tiempo , tratando de reconocer por mi misma si es PAS o no y como dar respuesta a algunas cosas que le pasan. Me gustaria encontrar un profesional que me pueda ayudar como mama , para acompañar a mi hija. ¿Alguien me puede recomendar a alguien?

    Responder
    • Mónica Manso
      Mónica Manso Dice:

      HOla Viviana, Disculkpa que no se porqué no me apareció nunca tu comentario y ahora revisando lo he visto. Si sigues interesada en un profesional que pueda orientarte con tu hija, yo podría hacerlo. Encontrarás mi correo en mi web. Saludos cálidos.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *