Justo en el momento de nacer… (post especial para las parejas y acompañantes del parto)

Es un momento mágico presenciar el misterio del nacimiento. Si estás distraído por la actividad del personal médico (o sosteniendo una cámara) puedes estar justo ahí y perdértelo…

Practica la respiración con todo tu ser en ese momento.  Abre tus sentidos, respira profundamente y observa el milagro del nacimiento…

Observa el color del pelo mojado de tu hijo,
el movimiento de su cabeza,
su primera expresión.
Mientras su cuerpo está naciendo,
observa el líquido amniótico brotando de su nariz y boca
(Sus vías aéreas limpiándose naturalmente para su primera respiración).
Mira a tu hijo ver por primera vez.
Con sus ojos vacíos y llenos,
Indescriptiblemente bellos.
Escucha el grito primal del nacimiento de la madre…
Y el primer llanto del bebé.
Siente la calidez de tu hijo, su cuerpo húmedo, el cordón pulsátil…
Y los sentimientos pulsando en tu interior
Mientras eres testigo
de su nacimiento.

Autora: Pam England
 

Poema Traducido del libro Birthing from Within pág 173.
Imagen: Doughterofthesun.com
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *