,

El Nacimiento como Iniciación y Rito de Paso



El Nacimiento como Iniciación y Rito de Paso

Hace Menos de una semana que he vuelto de Glastonbury, hermoso
y mágico lugar de poder de Inglaterra, donde he asistido a la formación de  BIRTHING FROM WITHIN (si hubiera alguna
traducción que se le acercara, ésta podría ser ‘dando a luz desde el
interior’).
Siento profundamente que tomar parte en esta formación ha
sido la pieza del puzzle que me faltaba tanto a nivel profesional como
personal.  Algo muy poderoso se ha
encajado y ha hecho girar un engranaje en mi interior para dar un paso más en
mi evolución como mujer-madre  que
acompaña (y a partir de ahora inspira) a otras madres y padres en su viaje de
iniciación a la mater- paternidad.
Porque de eso es de lo que nos habla BFW, del nacimiento
entendido como una iniciación y un rito de paso. De dar a luz con conciencia en nuestra cultura, no
importa de qué manera se desarrolle el parto. De tomar la preparación al parto
como un viaje de autodescubrimiento más que como un cúmulo de información. De
acoger con todo nuestro ser lo
desconocido
como parte del acto de dar a luz. De tomar el embarazo, el
parto y el posparto como experiencias íntimas de continuo aprendizaje. De
acoger el dolor (que no el sufrimiento causado por la mente) como parte de ese
viaje y de asumir que en el parto influyen cientos y miles de factores que no
están en nuestras manos, que pertenecen a la esfera del Misterio.
BFW nos ofrece una preparación al parto basada en el fluir
de la creatividad interna, en afinar nuestros sentidos, en la presencia, la
respiración consciente, la conexión con lo ancestral, lo simbólico y lo arquetípico
y la atención plena (mindfulness) para manejar el dolor del parto.
El símbolo ancestral del laberinto es la metáfora que se
utiliza para llegar allí donde las palabras no llegan: nombrar la experiencia
más íntima que acompaña a todos los momentos de transición en la Vida, en este
caso el parto y el posparto. A través de
él, ya sea dibujándolo, trazándolo con el dedo o incluso caminándolo, nos vamos
adentrando en el camino que nos conducirá hasta el momento de dar a luz, en el
centro, lugar de nacimiento (el de un bebé, una madre y un padre),  muerte
(del ego y la de la identidad como la conocíamos hasta el momento) y renacimiento.  Y a partir de ese centro iniciamos el viaje
de retorno, con sus curvas y más curvas (nunca en línea recta) donde iremos integrando muy poco a poco todo lo vivido en el parto
y todo lo que acompaña el posparto. Saldremos por la misma puerta y cruzaremos el mismo umbral pero nosotras no seremos las mismas.  Una vez fuera,  (pasados
aproximandamente dos años) habremos completado nuestro viaje y si lo hemos vivido con plena conciencia estaremos
preparados para ofrecer y poner nuestra historia al servicio de nuestra
comunidad.
La filosofía de BFW bebe de las fuentes del Zen, la Arte
Terapia, El Darse Cuenta, Jung, los símbolos ancestrales y lo enlaza con las
preguntas enfocadas en la solución (solution focused questions) para que los
padres encuentren por si mismos sus propias respuestas, para ello también toma
la esencia del Coaching.  Lo tiene todo,
o al menos yo resueno con todo lo que tiene.
Me siento muy afortunada de poder ofrecer una preparación al
parto que yo la siento complementaria a cualquier otra preparación que hayas
decidido realizar, pues ésta te ofrece de corazón, una experiencia de empoderamiento y
crecimiento personal y espiritual.
Muy pronto… estad atentas a la Newsletter…haceros un regalo
y no la dejéis pasar.
Con amor,
Mònica Manso
Barcelona 3 de Mayo 2013. 00.15h.
4 comentarios
  1. Noraya
    Noraya Dice:

    Qué bien, Mónica, enhorabuena por el trabajo!!
    También considero el nacimiento como nuetsro primer rito de paso, y el parto como un rito de paso en sí mismo, para la madre. Me encanta tu trabajo,

    Un abrazo,
    Noraya
    "El Rumor de las Libélulas"

    Responder
  2. Manu Alvarez
    Manu Alvarez Dice:

    Excelente artículo, qué buena experiencia!
    No conozco la preparación para el parto de BFW específicamente, pero si se trata de hacer un viaje hacia el interior, de conocerse y sobre todo de vivir esta inigualable experiencia del parto con consciencia, debe ser buenísimo.
    Yo transité un camino parecido de la mano del método de Frida Kaplan, eutonista, y esto sin duda se le sumará en mi/s próximo/s partos!

    Responder
  3. monicamanso
    monicamanso Dice:

    Manu, he oído hablar de la Eutonía poquiito… Voy a echar un vistao!
    El 5 de octubre daré una preparación al parto en la línea de BFW, si te animas…

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *