, ,

Donde la religión, el parto y la lactancia se cruzan

Hace unos días, me econtré con el blog de Claudia Rodríguez Gilly: Madre Naturaleza.  y en uno de sus post un cita que me fascinó y me sorprendió porque me pareció el lugar exacto donde la religión, el parto y la lactancia se cruzan:

Durante el embarazo y el parto, las mujeres somos protagonistas y espectadoras. Sujetos activos y pasivos de un acontecimiento que nos supera totalmente y, que sin embargo, somos capaces de contenerlo sin morirnos. Nos desgarramos, asumimos el riesgo de morir dando vida y sin embargo, encontramos en la maternidad el corazón y la esencia de nuestro ser mujeres. Sabemos de crisis y de límites, de dolores y de gozos, sabemos esperar y pujar. Aprendemos a través de esta experiencia, el arte de acompañar la vida que se gesta en el corazón de los otros, y nos hacemos “parteras”, expertas en dar luz a Cristo en los acontecimientos de la vida cotidiana.
El gestar, el parir nos descubre también la sacralidad de nuestro cuerpo como sacramento del cuerpo de Cristo, que nos gesta y nos da a la luz como hijos de Dios; el amamantar nos revela de una manera tan próxima el misterio de la Eucaristía y de Cristo que entrega su cuerpo como comida para que crezcamos de Él. Es una experiencia extremadamente fuerte alimentar a nuestro hijo y ver cómo crece siendo nosotras su único alimento; ser succionadas y comidas para alimentar a otro” (pág. 114).

El libro de donde procede es “Acompañamiento Espiritual. Hacia la plenitud del amor” y la autora es Inés Ordóñez de Lamus,  madre de ocho hijos y abuela,  catequista y profesora de Ciencias Religiosas.

Soy una mujer laica.  No he sido educada en la religión cristiana y reconozco que tengo mis prejuicios para con ella, pero más allá de la religión, Inés aquí nos habla de espiritualidad, un lugar que me llega más cercano, me toca más el corazón y el alma.

¿Qué te parece? ¿Cómo resuena en tí?

Mònica Manso

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *