, , ,

6 claves espirituales para superar las crisis vitales

Si estás leyendo esto es porque te encuentras en un periodo de crisis personal o sientes la llamada de seguir leyendo porque a menudo pasas por ellas.  Te invito a seguir leyendo sólo si estás dispuesta a abrir tu mente y tu corazón.

La diferencia entre una crisis vital y una crisis ‘a secas’ es que la vital tiene que ver con momentos de cambio importantes en nuestras vidas, ya sea por causas externas : cambio de trabajo, separación de pareja, muerte de un familiar querido, cambio en las circunstancias económicas… o por circunstancias internas que tendrían que ver con los momentos de transición en nuestra vida: el paso de niña a adolescente, de mujer a madre o de madre a la mujer madura o con las enfermedades.

A veces, se entrecruzan ambas: por ejemplo una separación, acompañado de un cambio económico y unido al paso de la madre a la mujer madura, como está siendo mi  caso.

Mi vivencia interna en estos últimos dos meses ha sido dura: sensación de desorden interno, de perdida de referencias, ansiedad, miedos, angustia por el futuro incierto, ganas de retirada del mundo, pérdida de confianza en la vida y el sentirme dentro de una espiral  que me ha  llevado a caer muy profundo, en una cueva oscura…

Además se le suma la frustración de que en estos momentos ninguna de las herramientas que conozco y practico me sirven: ni la respiración consciente, ni la meditación, ni la lectura, ni el control de los pensamientos, nada… por más que busco no encuentro mi centro.

Pero por muy  oscuros y temidos que sean estos momentos, estos tránsitos, estos túneles que tenemos que atravesar, la luz siempre está al final de ellos.

La vida está compuesta de infinitos de estos túneles: de momentos de luz donde todo fluye y es gozoso y momentos de constreñimiento donde todo es incierto y parece que desapareces…

Y justo ahí, en ese gran vacío oscuro, es donde surgen todas las respuestas… si te dejas estar y lo vives con consciencia.

Os comparto las 6 claves que me han ayudado a superar mi última crisis, mi último túnel, y que quiero compartir contigo por si te resuenan y alguna te puede ayudar a ti a superar las tuyas:

#1  La tierra
Decidí bajar a tierra, andar descalza, sentarme en el suelo de mi patio,  dormir siestas en él, y entregar a la tierra mi estado interno de turbación para que lo transmutase.

No sé dónde  leí algo que me pareció muy curioso: que a la tierra la abonaba el estiércol, que al fin y al cabo es ‘mierda’ y la tierra lo agradece, es su alimento y lo transmuta en sus frutos. Así que parece ser que está bien dejar ir tu ‘mierda’ interior hacia la tierra para que la transmute, porque es su función.

Me llegó la propuesta, y así lo hice. Y te aseguro que funciona. Además la toma de tierra ejerce una fuerza contraria a la velocidad del pensamiento haciendo que este se ralentice y poco a poco ceda en su espiral de negatividad.

#2 La tribu
Compartí mi estado más profundo, mi verdad, mi vulnerabilidad con mi tribu de amigas presenciales y virtuales y es super poderoso ver cómo se activan las mujeres para cuidar de una hermana que sufre y darle consuelo y alimento para el alma.
Todas ellas con sus mensajes positivos y cuidado han sido mi sostén para atravesar este último túnel.

# 3 La entrega
Es un concepto nuevo en mi interior que estoy aprendiendo a experimentar. Entregar es ir un paso más allá de la confianza.  Es decir un SI en mayúsculas a todo lo que la vida trae y un permitir abierto y completo a que la VIDA, el universo, lo sagrado, la inteligencia universal o como quieras llamarlo, se encargue de resolver todos tus problemas por ti. Es ceder el control, un acto revolucionario que te invito a practicar. No solo con la mente sino también con el cuerpo. Es transformador.

# 4 El altar
Otra pieza clave para conectarme con mi ser superior, alma, espíritu o como quieras llamarle. Escoger las imagines y objetos que necesito en este particular momento para afianzar mi confianza y mi atención, da mucha fuerza y centramiento.

# 5 Los Oráculos
Siempre que estoy ‘mal’ consulto diferentes barajas de cartas femeninas junto con el I Ching y de verdad que es pura magia la información que llega a través de ellas.

#6 Acompañamiento profesional
Desde hace ya tiempo cuento con la ayuda de mi coach (chamana como yo la llamo) para atravesar esta etapa. Está siendo un proceso de lo más profundo y transformador. Y la forma en como ella me está sosteniendo  en este proceso no tiene precio.

Así que  con todo esto que acabas de leer he conseguido una vez más atravesar mi último túnel que forma parte de mi viaje a los 50 y siento que vuelvo a estar en la luz con nuevas comprensiones y ordenamiento interno. Ha sido como hacer un reset para volver a empezar desde otra espiral, con más luz, con más fuerza, más creativa, más sabia.

Hasta que venga el próximo túnel y se activen nuevas memorias, nuevos recursos, nuevas comprensiones.

Si alguna de estas  claves te puede ayudar me sentiré honrada.

Te invito a compartir en los comentarios para enriquecernos entre todas las que pasemos por aquí.

Con todo mi amor.

Mónica Manso

18 comentarios
  1. Carolina Harboe
    Carolina Harboe Dice:

    Preciosas palabras y sabia información que compartes, Mónica. Yo estoy saliendo de una crisis de unos meses también y tus recursos me resuenan mucho. En mi caso confluyeron 3 temas también: la pérdida dramática de un bebé de 7 semanas de embarazo (con hemorragia abundante y operación de urgencias), una enfermedad nunca diagnosticada que me ha llevado a no comer, vomitar y perder 7kg (debilidad física extrema durante más de 4 meses ya), y menos responsabilidades como madre al empezar mis hijos a dormir con su padre (más enfoque en mi como yo, como profesional y como pareja). En medio de todo eso ¡cumplí 40! Realmente, he tenido esa sensación de estar muriendo para renacer. Me entrego y sé que lo que viene será maravilloso aunque el “túnel” es oscuro. ¡Vaya aprendizaje LA VIDA!

    Responder
  2. Diana
    Diana Dice:

    Me encanta y comparto varias ideas, una de ellas: la tierra, siempre en momentos de tribulación o sintiendo el alma exahusta, me ha reconfortado junto con mis mascotas, que para mi son buena energía.

    Responder
  3. Mar
    Mar Dice:

    Muchas gracias, Mónica. Me han resonado muchas cosas. Yo pongo en práctica, ahora que atravieso uno más de mis innumerables túneles, dos cosas que me funcionan: la gratitud hacia cualquier pequeño detalle de mi rutina y mirar hacia atrás, a mis recuerdos de otros túneles, haciéndome consciente de que por muy oscuro que pareciera en aquel momento, al final, se hace de nuevo la luz, y es cada vez más radiante.
    He de decir que, a medida que voy cumpliendo años (ya voy por 40) los túneles son -por ahora- cada vez menos difíciles, menos oscuros y solitarios. Los llevo bien, con calma, con reposo, sin impaciencia por salir.

    Gracias por esta entrada tan real y necesaria.
    Abrazos,
    Mar.

    Responder
  4. Mª José Mochón
    Mª José Mochón Dice:

    Gracias Mónica.
    6 claves muy prácticas y poderosas.
    En mi última gran crisis utilicé la tribu, sin duda de lo más eficaz; también la entrega o lo que yo llamo la rendición, soltar el control, porque no controlas una kk y asumir que no tenía ni idea para poder dejar a la vida que se ocupara y el acompañamiento profesional.
    Fue tan gorda que ni me dió para el altar, ni siquiera la tierra, tan abrazadora, ni los oráculos y eso que me encantan. eso sí, ciertas lecturas me ayudaron mucho.
    Gracias por este post tan íntimo.

    Responder
    • Mónica Manso
      Mónica Manso Dice:

      Querida M.Jose, yo seguí tu crisis y uaooo no tengo palabras para describir la fortaleza que desprendidas… Un ejemplo para todas. Te abrazo bella. Gracias por compartir.

      Responder
  5. Andrea
    Andrea Dice:

    Mónica, gracias por compartir con nosotras mismas.
    siento que es parte de la limpieza que hacemos abrirnos a la experiencia y hablar de lo que nos pasa y como lo atravesamos.

    Todos estos recursos los uso y os he usado en cada momento de crisis.
    La tierra me ayuda infinitamente
    Y el campo y sentarme al lado del arroyo a escuchar el agua.
    Y confiar en que es el miedo y que todo también pasará como pasan también los pensamientos que me invitan a la tristeza.
    Me acompaño bailando también
    Y escuchando música que me pone pies en tierra.
    Y abrazando lo que soy cada vez que puedo y mi mente se acalla.

    Gracias por compartir
    Son recursos enormes y valiosos
    Besos y abrazo de corazón a corazón

    Responder
  6. Ana
    Ana Dice:

    Una pregubta: xa las que carecemos de tierra…. patio u otro sitio donde “conectar” y dejar la mierda????
    Y también a falta de tribu vistual presencial???? Donde te apoyas???
    Un saludo

    Responder
    • Mónica Manso
      Mónica Manso Dice:

      Un parque, la montaña, la playa, cualquier espacio al aire libre sirve. Y la tribu, si no le tienes, crearla tu para ti! Un abrazo.

      Responder
  7. Isabel
    Isabel Dice:

    Me conmueve tu artículo, porque en su día me ayudaste y me doy (una vez más) cuenta de que nadie es infalible. Supongo que incluso es necesario que sea así…
    También me conmueve porque estoy en un momento muy parecido, con unos altibajos tremendos. Yo ya tiendo a la inestabilidad pero estos últimos 9 meses han sido muy muy intensos.
    Justo el otro día una médica a quien estimo mucho me “recetó” paseos cotidianos. Esto me conecta con tu primera clave: la tierra. En realidad todas me conectan con lo que necesito.
    Muchas gracias por abrirte, por animarnos a las que estamos en situación parecida a hacerlo y por tus sabias claves.
    Un abrazo muy grande.
    Isabel

    Responder
  8. Carmen
    Carmen Dice:

    Gracias por compartir estas sensaciones. Como siempre, me emociona leerte. Dos meses después de un parto maravilloso que compartí contigo, una enfermedad de mi pareja, problemas económicos y tensiones familiares desencadenaron una profunda crisis que decidí tomarme como una oportunidad: elegí bajar a las sombras y “limpiar”. Me rompí y senti mucho miedo. Aún lo siento. Y me encontré muy sola. Ahora un poco menos, al comprobar que somos muchas almas vibrando en la misma frecuencia. Me quedo con el aprendizaje. Con la fuerza del sentirme renacer después de reconcectar con mi verdadera esencia. Ahora queda construir una nueva espiral, como tu dices.
    Un abrazo bien fuerte

    Responder
  9. Montse M
    Montse M Dice:

    Hola Monica! Mil gracias por este post. Me ha encantado lss herramientas que nos aportas para superar los “túneles”. Evidentemente todos tenemos crisis, épocas de incertidumbre. Por mi situación personal me ha resonado mucho el punto 3 y el 6. Entregar la incertidumbre del futuro a la trascendéncia, a lo divino, está claro que muchas cosas no dependen de nosotros al 100% y por tanto confiar en positivo y “despreocuparse” de tenerlo todo bajo control es muy sanador. Por el otro lado, a nivel personal, el acompañamiento profesional en la situación actual (cuarto embarazo con una mochila del pasado a cuestas) está siendo clave para superar mis crisis: gracias Mónica! Un abrazo

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *