,

25 maneras de sobrevivir al estrés cuando se pasa tu fecha probable de parto

Qué hacer cuando se pasa tu fecha probable de parto

Como doula he acompañado en diversas ocasiones algunas a  madres y sus parejas a quienes se les pasó su  fecha probable de parto y os aseguro que todas han experimentado estrés, tensión y ganas de mandar los cálculos de la última menstruación bien lejos 😉 Las que habéis pasado por ahí me entendéis.

Así es que con en este post te comparto 25 maneras de sobrellevar estos momentos para que puedas disfrutar de tus últimos días de embarazo, en lugar de ‘sufirlos’:

1- Medita. Tómate un tiempo para parar, buscar un lugar tranquilo y centrarte en ti. Puedes hacerlo sentada en una silla, cerrando los ojos y simplemente llevando la atención a tu respiración durante 10minutos. Si quieres una meditación guiada con respiración consciente haz click aquí.

2- Camina por la naturaleza, con los pies descalzos, para hacer toma tierra y reconectarte con lo esencial. Y a cada paso que des visualiza cómo tu hijo va madurando, como una fruta, que al final se suelta del árbol para vivir una nueva vida.

3- Asegúrate de no tener nada pendiente. A veces el parto se retrasa porque tenemos algún asunto sin resolver (una conversación pendiente, un trabajo sin acabar, un ‘sueño’ que cumplir…), reflexiona sobre tu vida para asegurarte de que todo está al día.

4- Crea un altar en tu casa para pedir ayuda al universo, dios, la inteligencia universal, tus guías o como quieras llamarlo. Conectar con la dimensión espiritual de la vida te puede ayudar en estos momentos.

5- Hazte un masaje prenatal para relajarte o pídele a tu pareja que lo haga. Tener el cuerpo y los músculos relajados es importante para que el parto se desencadene.

6- Practica mucho sexo con tu pareja. Las contracciones que produce el orgasmo y las prostaglandinas del semen de tu pareja pueden ayudar a madurar el cuello del útero. ¡Aprovecha ahora! Ya sabes que después será más complicado encontrar espacios para hacer el amor.

7- Come mucho chocolate, desecho, en helado, en tableta, nutella, ¡como quieras! Date el gusto, ahora tienes todo el permiso! El chocolate también activa la oxitocina.

8- Escribe una carta a tu bebé para contarle lo bello que es el mundo y lo maravilloso que va ser vuestro encuentro y asegúrate de agradecerle la paciencia infinita que estás aprendiendo.

9- Aprovecha para llenar el congelador de tapers con comida para el posparto. Pide ayuda a amigos y familiares.

10- Acude a clases de yoga prenatal, para flexibilizar tu útero, conectar contigo y tu bebé y relajarte.

11- Haz un comunicado a TODOS tus familiares y amigos y diles que te encuentras muy bien y que cuando tengas noticias ya les avisarás, y por supuesto pídeles que no te pregunten cada día!

12- Ves al cine o al teatro con tu pareja. Sigue aprovechando ahora… Si tienes otro hijo o hija puedes dejarle al cuidado de algún familiar o amigo. Lo vas a gradecer.

13- Acude a un taller de risoterapia. La risa también es un gran activador de oxitocina.

14- Pinta mandalas. Si no lo has hecho antes quizás descubras una nueva manera de expresar tu creatividad y luego se la podrás enseñar a tu hijo o hija.

15- Pregúntale a tu matrona que ‘remedios caseros’ y no caseros hay para ponerse de parto.

16- Date un baño relajante con esencia de lavanda, velas, incienso y si es con tu pareja mucho mejor.

17- Ten presente algo muy importante: que tu bebé pase más tiempo dentro tuyo significa que va a estar muy bien formado y listo para vivir en este mundo, los prematuros tienen muchos más problemas para adaptarse.

18- Baila, baila y baila. Mueve las caderas con danza del vientre, bachata o salsa, lo que más te guste.

19- Toma infusiones de hoja de frambuesa que tonifican el útero y ayudan a activar el trabajo de parto.

20- Escribe en un diario tus sensaciones internas de estos últimos momentos. Plasmarlas en un papel te aliviará.

21- Visita alguna homeótapata o acupuntora especializada en la mujer ya que hay remedios y prácticas que te pueden ayudar.

22- Si aún no lo has hecho, aprovecha para hacerte una sesión de fotos para recordar tu hermosa barriga y tu cuerpo embarazado.

23- Si aún no lo has hecho puedes crear un blessingway, un ritual de preparación al parto, con tus amigas. Puedes encontrar más información aquí.

24- Infórmate bien de los protocolos de inducción al parto de tu hospital y asegúrate de que son respetuosos contigo y tú bebe. Quizás sería bueno pensar en un plan de parto.

25- Practica conciencia plena cada vez que sientas a tu bebé moverse en tu interior y disfruta del momento. Sólo tienes que pararte cuando lo sientas, tocar tu barriga y conectar profundamente con tu hijo, en silencio, sintiendo las sensaciones, las emociones, los sonidos…

26- Aprovecha para dar las gracias a tu mamá porque te dio la vida y gracias a eso ahora la vas a dar tú.

27- Activa tu confianza en la vida y busca el aprendizaje de este situación, ¿Qué te está enseñando? ¿Qué necesitas aprender? ¿Qué recursos necesitas activar en ti?

¡Al final me salieron 27! Espero que estos consejos te sean útiles. Cuéntame en los comentarios del blog si se pasó tu fecha probable de parto y los pusiste  en práctica y cuéntame también como estás viviendo estos últimos momentos. Puedes desahogarte aquí yo te escucho.

Con cariño

MONICA-MANSO-LOGONAME

2 comentarios
  1. Rosanna Porro
    Rosanna Porro Dice:

    Querida Mónica yo pasé por las dos circunstancias, con mi hijo mayor experimenté lo que tú comentas al principio, mucho estrés porque nació a postermino de 41 semanas casi y media. Y por otro lado, con mi segunda hija vivi la experiencia de ser mamá de una bebé prematura de casi 34 semanas. Realmente son los dos extremos pero puedo asegurar a todas las mamás, que más allá de la vivencia de cada una, después que tenemos a nuestro bebé con nosotros se nos olvida cualquier complicación que hayamos tenido. Te felicito por tu blog y te envío un saludo enorme.

    Responder
    • Mónica Manso
      Mónica Manso Dice:

      Hola Rosanna, muchas gracias por tu testimonio. Tienes mucha razón, cuando pasas por experiencias como las tuyas sólo deseas que al final tus hijos estén sanos para poder acompañarles y crecer con ellos toda la vida. Un abrazo.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *